Estudiante de Biología Marina explora nuevas áreas de desarrollo profesional con documentales

Camilo Aste, alumno de cuarto año, es el corealizador de “Archipiélago Humboldt: paraíso en peligro”.

Como una experiencia muy enriquecedora definió el estudiante de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso Camilo Aste el haber trabajado en la realización del documental “Archipiélago Humboldt: paraíso en peligro”, que fue exhibido por partida doble en el Centro de Extensión UV y en el auditorio de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.

A la exhibición en Montemar asistió cerca de medio centenar de estudiantes y profesores de la carrera de Biología Marina. El programa incluyó también un conversatorio, en el que participaron como panelistas invitados los realizadores Matías Aste y Cesar Villarroel, quienes son parte de Explorasub, y la bióloga marina y académica UV Maritza Sepúlveda.

Tal como lo adelantaron los creadores del documental, el trabajo tiene como eje central el conflicto del megaproyecto minero Dominga y sus posibles consecuencias en uno de los sitios con mayor biodiversidad del país y que ha sido declarado de importancia mundial.

El archipiélago Humboldt está ubicado entre las regiones de Coquimbo y Atacama. El film muestra impactantes imágenes de la vida marina salvaje, junto a la voz de reconocidos científicos y pescadores artesanales, quienes en conjunto tejen un relato directo y sincero. “Un imperdible para informarse y tomar conciencia de la importancia que tenemos todos en salvar este patrimonio único”, sostiene Cesar Villarroel.

“La recepción del público ha sido muy buena. El documental es una instancia cultural y de información. Es un trabajo de alto nivel, con imágenes submarinas que son espectaculares”, afirma Villarroel.

El realizador agrega que el objetivo de este trabajo es que las personas se puedan instruir respecto a lo que es su patrimonio, porque “cuando no estamos bien informados, las cosas se pueden destruir por desconocimiento. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer acá es reforzar el sentido de pertenencia, no importa cuán lejos estés de un lugar, el lugar es de todos, nosotros somos parte del lugar y el archipiélago de Humboldt es el lugar de esperanza para los océanos. Estamos en un momento crítico como humanidad”.

Por su parte, Camilo Aste explica que junto a César le llevó muchos años planificar este documental. “Es realmente bonito, porque tantos años grabando, haciendo entrevistas a los distintos científicos y actores locales y luego verlo como algo tangible, que podemos llevar a la gente y que pueda trascender en las personas, es lo más importante para nosotros”, comentó.

El estudiante acota que espera que el film ayude a tomar mayor conciencia del valor de este patrimonio natural.

El joven también destaca que el trabajo como documentalista es otra área que está sumando interés entre los biólogos marinos: “Es relativamente nuevo, pero ahora hay muchos más biólogos marinos que están optando por hacer documentación, como una forma de complementar el trabajo de divulgación. Existe mucha información científica, pero es muy difícil hacerla llegar a la ciudadanía. Generalmente la ciencia queda entre los científicos. Yo creo que es muy importante que esta ciencia se presente en un formato que pueda estar disponible para todo el mundo y que todos puedan ver y entender”.

Camilo Aste añade que “la experiencia fue hermosa. Desde chico tuve la posibilidad de conocer este lugar y sentí que era parte de mi responsabilidad o misión de vida el tratar de trabajar por su conservación y protección. Entonces, ahora estar haciendo acciones concretas para lograrlo realmente es muy enriquecedor para mí y me siento realizado”.

Finalmente, la bióloga marina Maritza Sepúlveda señaló que “el documental lo encontré precioso. Encuentro que realmente fue capaz de condensar en media hora la importancia de la zona desde el punto de vista social, biológico y económico. Creo que esta oportunidad de que los estudiantes de biología marina se hayan interesado en participar, en conversar, en discutir y en mostrar las acciones que se están llevando a cabo es parte de la enseñanza y formación de nuestros estudiantes. Además, el momento en que se presenta es sumamente relevante, porque el tema del proyecto Dominga no está cerrado, se encuentra en discusión, por lo tanto no hay que bajar los brazos, es necesario estar en estado de alerta, porque se va a definir en los próximos meses y todos debemos estar informados”.

 

Biólogo marino UV obtiene segundo lugar en concurso fotográfico sobre biodiversidad

Su cámara capturó la imagen de un pequeño pez de tres aletas, especie poco conocida fuera del mundo de las ciencias.

Una destacada participación logró el biólogo marino Víctor Molina, quien actualmente trabaja en el Laboratorio de Ictioplancton en la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, en el concurso fotográfico “La Belleza de la Biodiversidad Marina Chilena”, cuya imagen le permitió subir al podio tras adjudicarse el segundo lugar del certamen.

El biólogo marino presentó la foto titulada “Retrato Criptobentónico” y muestra a un trobollito de tres aletas, cuyo nombre científico es Helcogrammoides cunninghami. “Es una especie de pez muy común y abundante en las costas chilenas, pero que por ser una especie de pequeño tamaño y no ser un recurso hidrobiológico, es poco conocida fuera del mundo de las ciencias”, explicó.

Víctor Molina agregó que “en la foto intenté registrar la característica criptobentónica del trombollito, es decir, que tiene la capacidad de esconderse en el fondo marino, explotando los espacios entre las rocas o camuflándose en éstas con el objetivo de evadir a sus depredadores”.

También reconoció que es la primera vez que participa en un concurso con un jurado profesional y destacó la presencia de Eduardo Sorensen y Alejandro Pérez Matus, fotógrafos submarinos consolidados. Además los criterios de evaluación fueron según su adecuación a la temática, calidad, originalidad y mensaje transmitido en las fotografías.

Respecto a la valoración de la fotografía como herramienta de divulgación científica, Víctor Molina sostuvo: “El campo de la fotografía submarina siempre me llamó la atención, actualmente la considero una herramienta imprescindible en la ciencia ciudadana. Existe un gran desconocimiento sobre la biodiversidad marina que tenemos en Chile y con la fotografía es posible sensibilizar sobre esta riqueza escondida y llevarla fuera del circulo científico, concientizando e involucrando a la sociedad en el cuidado y protección de esta riqueza”.

El concurso fue organizado por la Facultad de Ciencias Biológicas de la PUC, en el marco del mes del Mar.

Estudiantes de Biología Marina convocan a limpieza simultánea de playas de la región

La actividad se enmarca en el proyecto de tesis del alumno José Barría y es la primera de una serie de tres campañas masivas de limpieza, en cinco balnearios de la zona.

Alumnos de la Escuela de Biología Marina y voluntarios de la organización ECOMAR han convocado a la comunidad para participar a la actividad de limpieza masiva de las playas del Deporte, Acapulco, Sector 5 Reñaca, El Encanto y La Boca.
La cita es este sábado 13 de abril, a partir de las 11:00 horas. La actividad se realizará en el marco del proyecto de tesis del alumno José Barría, quien en la siguiente entrevista adelanta detalles de su investigación.

¿En qué va a consistir la actividad de este sábado?
“Este sábado se realizará la primera de una serie de tres campañas masivas de limpiezas de playa, esta consiste en limpiar cinco playas de la Región de Valparaíso de manera simultánea. Esta limpieza es de convocatoria abierta, por lo que puede participar todo público”.

¿Cómo se vincula a la tesis que estás desarrollando?
“Estas limpiezas son la manera de obtener muestras que sirvan para reflejar el estado de estas distintas playas en relación con el tipo y la cantidad de residuos, ya que las muestras en un trabajo posterior serán clasificadas y cuantificadas de manera exhaustiva, este trabajo se basa en separar los distintos tipos de basura, luego serán contadas por unidades, para luego procesar esta información estadísticamente”.

¿Qué destacarías como lo más innovador de tu investigación?
“Este trabajo entrega como resultados una evaluación del estado de las playas de la quinta región, con una metodología firme que la respalde, esta constituye una un censo de basura en la playa, lo que lo distingue de otras tareas similares, ya que la limpieza se desarrolla en sectores determinados por cuadrantes de 100 metros y no en zonas aleatorias como se acostumbra en las limpiezas tradicionales, además esta metodología se podrá reutilizar para futuras limpiezas de playas y se podrá generar un registro básico de datos, que ayuden a los futuros estudios”.

¿Cuál es tu propuesta para que podamos disfrutar de playas màs limpias?
“Mi ideal es que la gente se haga consciente de la cantidad de basura que aloja las playas, cuando estos puedan darse cuenta del daño tremendo que hacen al medio ambiente, se dará el primer paso para lograr disfrutar de playas más limpias. No debemos olvidar que Chile es un país costero y gran parte de su economía depende de la salud de este recurso”.

¿Cuántas personas esperas que lleguen a la actividad?
“Hasta ahora hay un total de 60 voluntarios inscritos, espero que lleguen todos los voluntarios comprometidos y más. Cabe destacar que mucha gente se ha inscrito con sus hijos, lo cual demuestra que esta actividad es apta para toda la familia”.

¿Qué deben llevar los voluntarios?
“Se les pide a los voluntarios que lleven su botella de agua, además de ir con ropa cómoda y siempre llevar gorra. También ir con todo el animo posible ya que están dando un aporte para cuidar nuestro medio ambiente. Solo se pide esto ya que nosotros entregaremos a todos los voluntarios guantes para su protección y las bolsas donde depositaran la basura”.

¿Quiénes los apoyan en la actividad?
“En esta actividad contamos con el apoyo de organizaciones como Ecomar y por primera ocasión nos acompañaran representantes de la carrera de Enfermería de la Facultad de Salud de la UV, además de distintas personalidades de las redes sociales relacionadas con el cuidado del medio ambiente como es el caso de Cathy Green, no debemos olvidar los voluntarios que se han inscrito a esta actividad, entre ellos se encuentran alumnos de distintas carreras y de distintas universidades”.

Montemar retoma sus tradicionales seminarios científicos debatiendo sobre riesgos costeros

Costa-R UV, centro de investigación de académicos de las facultades de Ciencias del Mar e Ingeniería, organizó el encuentro.

Con el seminario “Riesgos costeros: una mirada integrada y local”, el Centro de Observación Marino para Estudios de Riesgos del Ambiente Costero (Costa-R UV) inauguró el ciclo de conferencias 2019 en la sede de Montemar, emblemático edificio que se convirtió en la primera estación de biología marina de Sudamérica y que actualmente cobija a la escuela de Biología Marina UV.

Costa-R UV, es un grupo interdisciplinario de científicos con intereses en el estudio de los procesos físicos, biológicos y químicos de la zona costera.

El encuentro científico constó de ocho conferencias, en las que participaron los académicos Catalina Aguirre, oceanógrafa, con “Impactos del cambio climático en la surgencia costera”; Mauricio Molina, ingeniero civil oceánico, a cargo de “Marejadas, impacto y pronóstico”; Manuel Castillo, oceanógrafo, director de Costa-R UV, con “Circulación en la bahía de Valparaíso: respuesta a eventos extremos”; Patricio Winckler, ingeniero civil, con la exposición “Impacto del cambio climático en las costas de Chile”; luego fue el turno de los biólogos marinos: Mauricio Landaeta, con la conferencia “Ecología del ictioplancton y marejadas”; Gabriela Muñoz, con el tema “ Comunidades de parásitos en peces intermareales: ¿Que las afecta?”; Eulogio Soto, con “Servicios ecosistémicos y desastres naturales en la zona costera”, e Ítalo Masotti, quien expuso “Eventos FAN y condiciones extremas”.

El encuentro, que se desarrolló en el auditorio de la Facultad de Ciencias del Mar, contó con una convocatoria de alrededor de ochenta personas y reunió a estudiantes pre y postgrado, académicos y funcionarios de instituciones públicas y privadas.

El profesor Pablo Muñoz, director de la Escuela de Biología Marina UV, valoró positivamente el encuentro: “Me pareció muy importante, porque estamos avanzando en el camino del desarrollo de una ciencia colaborativa con otras instituciones y con otros centros de investigación. Creo que Costa-R UV está realizando un muy buen trabajo al vincularnos y crear nuevas redes, que −creo yo− es la única manera de progresar de forma más efectiva y poder conocer mejor nuestro extenso litoral”.

Uno de los miembros de Costa R UV , Ítalo Masotti, afirmó que entre los objetivos de la iniciativa está la oportunidad de difundir a la comunidad el trabajo del centro y −junto a ello− tener un acercamiento con instituciones que tienen alguna relación con Costa-R UV, como son Sernapesca y la Subsecretaría de Pesca, quienes apoyaron al Centro desde su creación.

El doctor Masotti destacó que la jornada fue muy interesante. “La primera etapa del seminario se desarrolló dentro de la perspectiva de la dinámica de los procesos físicos y su influencia en las zonas costera

s, sean producto de eventos extremos o por efectos del cambio climático; y en la segunda parte se abordó cómo ese impacto de alguna manera transforma o influencia a los organismos biológicos que habitan los ecosistemas marinos”, comentó.

En la misma línea, Mauricio Landaeta señaló que “justamente la idea es dar a conocer la línea de investigación que estamos desarrollando cada uno de los miembros del Centro, las distintas formas de interactuar y −a su vez− generar oportunidades que puedan tomar los estudiantes, tanto de Ingeniería Civil Oceánica como de Biología Marina, desde el ámbito de la investigación”.

Finalmente, Paulina Vera, bióloga marina que trabaja en la Subsecretaría de Pesca, valoró que se realicen este tipo de seminarios: “Vine porque a la institución le interesa el tema de los riesgos costeros. Estuvo muy interesante, sobre todo en la primera parte en que abordaron las marejadas y los sistemas de pronóstico de marejadas, que para la Región es sumamente importante. También es relevante para los estudiantes la oportunidad de visualizar temas de investigación, para futuras tesis o proyectos de investigación en distintas áreas. Hay mucho por investigar, por lo tanto es una gran oportunidad para quienes deseen dedicarse a la carrera científica”.

La UV se incorpora como socia activa de la Global Ocean Biodiversity Initiative

Es la única universidad chilena en ser parte del organismo internacional.

La Global Ocean Biodiversity Initiative (GOBI por sus iniciales en inglés) es una alianza mundial de organizaciones comprometidas en avanzar en el conocimiento e investigación de las bases científicas para la conservación de la diversidad biológica, en el ambiente marino. Desde ahora la Universidad de Valparaíso forma parte de este selecto grupo, consolidándose como la única universidad chilena en ser miembro de la asociación.

GOBI aporta experiencia, conocimientos y datos para respaldar los esfuerzos de la Convención sobre la Diversidad Biológica, como también identificar áreas marinas de importancia ecológica y biológica, entre otros objetivos.

El rol de la UV viene a fortalecer la posición de GOBI como proveedor de experiencia en cuestiones de importancia en la conservación marina mundial, así como para ampliar la representación de la asociación en todo el mundo.

Eulogio Soto, investigador de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, es el principal representante de la UV ante la GOBI. El doctor Soto, quien es biólogo marino, ha desarrollado investigaciones en ecología, biología, conservación y taxonomía del fondo bentónico, como también en comunidades desde la zona intermareal hasta el mar profundo, con un enfoque particular en los principales factores que influyen en los cambios en estas comunidades.

El doctor Soto, que además, es académico de la Escuela de Biología Marina UV, señala que la alianza con la GOBI trae consigo muchos beneficios, pero también desafíos, “nos abre una ventana inconmensurable para participar en los foros y discusiones internacionales sobre conservación marina. Nos obliga a colaborar aportando ideas, experiencia, conocimiento e información sobre nuestras Áreas Marinas Protegidas y nos beneficia enormemente, ya que nos posiciona como un referente regional, pudiendo participar en las discusiones y negociaciones sobre el tema en esferas tan importantes como Naciones Unidas, Organización Marítima Internacional, Convención sobre la Diversidad Biológica, entre otras”.

Tal como lo explica el investigador, la incorporación se gestó con motivo de su participación en la última Conferencia Mundial sobre Biodiversidad Marina, realizada en Montreal, el año pasado. “En ella recibí una invitación de parte de las autoridades de la GOBI para que nuestra Universidad forme parte activa”, asegura.

El doctor Soto reconoce que habitualmente participa en las actividades organizadas por la asociación, “conozco hace un tiempo la organización, a quienes la dirigen y sus actividades. Además, interactúo regularmente con ellos y hace un tiempo habían manifestado la intención de invitarnos a participar de forma más activa, principalmente por mi participación en el IMPAC4 (International Marine Protected Areas Conference), realizado en Chile; haber pertenecido a IABO (International Association of Biological Oceanography) y por mi participación en un foro sobre Relaves Mineros, realizado en Lima, años atrás”.

Finalmente, el académico destaca que esta alianza la proyecta de manera muy positiva y productiva, y que “sin duda nos permitirá involucrarnos en foros de discusión global sobre la protección, investigación científica y manejo de nuestra biodiversidad marina”.