Doctor Eulogio Soto se integra al Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera (SECOS)

El centro fue creado el 2020 y forma parte del programa Milenio de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

 

El profesor Eulogio Soto, biólogo marino y académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso ha sido invitado a formar parte del Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera, SECOS.

Tal como lo explicó el doctor Soto, el Instituto Milenio SECOS fue creado en diciembre de 2020 y es un centro de excelencia del programa Milenio de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile.

“Mediante el trabajo colaborativo interdisciplinario con múltiples actores sociales, el fortalecimiento de los recursos humanos en ciencias, la comunicación de la ciencia y procesos novedosos de participación pública, SECOS aborda preguntas urgentes sobre sustentabilidad en tres sistemas socio-ecológicos de nuestra costa: pesca artesanal, acuicultura de moluscos y desarrollo costero”, afirmó.

Agregó que “el Instituto, que será financiado por 10 años, es dirigido por Stefan Gelcich (PUC), Pilar Haye (UCN) y Bernardo Broitman (UAI) y cuenta con reconocidos investigadores de ocho universidades del país”.

Finalmente, adelantó que su investigación y trabajo se centrará en el sistema socio-ecológico de desarrollo costero, abordando el estudio de la ecología de comunidades de ecosistemas costeros de la zona central de Chile (humedales, estuarios, playas de arena), en colaboración con las doctoras Carolina Martínez (PUC) y Pilar Haye (UCN), permitiendo vincular directamente a estudiantes de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso.

UV realiza estudio sobre el estado de los humedales en Chile

Monitoreo evaluó 29 de estos valiosos ecosistemas entre las regiones de Atacama y la Araucanía.

Tras dos años de evaluaciones (2020-2021), el Laboratorio de Ecología e Impactos Ambientales de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso se encuentra en la etapa final del proyecto Red de Monitoreo Ambiental de Ecosistemas Acuáticos de Chile, que les fue adjudicado por el Ministerio de Medio Ambiente.

El director del Laboratorio, doctor Gerardo Leighton, explicó que los humedales son reconocidos como puntos de máxima importancia por su amplia biodiversidad, por su acumulación de caudales de los ríos y esteros que desembocan en el mar y por retener nutrientes y sedimentos.

“Aquí existe mucha alimentación, tanto para animales bentónicos de la columna de agua como para aves residentes y migratorias, que también pasan un periodo del año en estos lugares. Además, tienen gran relevancia desde el punto de vista biológico, que ha sido reconocida, afortunadamente, con la legislación: la nueva Ley de Humedales Urbanos”, afirmó.

Respecto a la Red de Monitoreo Ambiental de Ecosistemas Acuáticos de Chile, el doctor Leighton destacó que “este trabajo que estamos desarrollando es parte de un gran proyecto que tiene el Ministerio del Medio Ambiente con la Universidad de Valparaíso. Estamos trabajando con 29 humedales desde la Región de Atacama hasta la de la Araucanía”.

Agregó que es una red para conocer el estado en que se encuentran los humedales y para ello se midieron variables biológicas y físicoquímicas que permiten determinar el estado de salud en el que se encuentran estos humedales.

Además, sostuvo que” existe mucho interés de los biólogos marinos de la Universidad de Valparaíso -y también de otras universidades- en los humedales, al considerarlos como un área de trabajo muy importante. Y en eso hemos colaborado, incorporándolos en la obtención de muestras y en el análisis de laboratorio, cumpliendo una doble función, porque estamos produciendo un producto de educación práctica, en el que se aprende trabajando, y esa ha sido la idea que hemos tenido en el Laboratorio de Ecología e Impactos ambientales”.

El biólogo marino Víctor Gudiño, investigador del Laboratorio de Ecología e Impactos Ambientales de la UV, detalló que “el objetivo del proyecto es desarrollar un monitoreo limnológico de estuarios y lagunas en Chile, dentro de la ecoregión mediterránea, de manera de establecer una línea de base de su condición ambiental que nos permita evaluar cómo han ido evolucionando estos sistemas a lo largo del tiempo. Y las variables que hemos monitoreado por estos dos años son variables físicoquímicas de la columna de agua y variables físico químico biológicas del sedimento: metales pesados, nutrientes, materia orgánica, granulometría , macrofauna bentónica en la columna de agua, fitoplancton, zooplancton y la parte de vegetación en las riberas de estos sistemas”.

Además de generar insumos para la plataforma de Humedales de Chile, “la plataforma tiene más de diez años de historia, por lo tanto como UV estamos aportando con estos últimos dos años de manera de conocer la tendencia histórica de estos sistemas”, complementó Gudiño.

En la misma línea, Viviana Martínez, también investigadora del Laboratorio UV, adelantó las conclusiones generales del estudio: “Principalmente se debe considerar que los humedales costeros son altamente dinámicos y frágiles. Y existe una gran variabilidad dentro de su clasificación, más aún en el rango que evaluamos en este estudio. Así pudimos generar análisis de las variables físicoquímicas, biológicas e incluso de conducta social, lo que permitió entregar una clasificación actualizada sobre las condiciones tróficas de los ecosistemas, del estado de salud de los humedales costeros y también los grados de amenazas que presenta cada uno”.

El biólogo marino Fernando Jiménez, quien también forma parte del equipo de investigadores del laboratorio, advierte que las aves en los humedales son muy importantes porque “se sabe que estos lugares son ricos en biodiversidad y uno de los reflejos de esa biodiversidad precisamente son las aves”.

Asimismo, relevó que en el humedal de Concón, por ejemplo, existen más de cien especies diferentes, algunas de ellas viven en el lugar durante todo el año, como la gaviota, el pelicano y el pilpilén, pero también otras son migratorias, que llegan al humedal principalmente en las temporadas estival e invernal, pero son más abundantes en los meses de verano, cuando podemos encontrar al rayador o la gaviota de Franklin”.

Jiménez invitó a la comunidad a apreciar estos ecosistemas, pero teniendo la precaución de tratar de intervenir lo menos posible, ya sea en los traslados o durante las caminatas por los senderos del humedal, porque, según sus palabras, si las personas conocen el lugar lo podrán proteger.

Víctor Gudiño también destacó que el Laboratorio de Ecología e impactos Ambientales de la UV tiene una trayectoria de más de treinta años en estudios ambientales y cuenta con equipos humanos y tecnológicos de última generación para desarrollar este tipo de actividades, sumado al desarrollo e implementación de metodologías que son validadas a nivel nacional e internacional. “Por lo tanto, podemos asegurar que tanto la toma de muestras como los resultados son válidos y representativos de los sistemas que estamos monitoreando“, afirmó.

Humedales monitoreados

Río Huasco
Río Elqui
Estero Tongoy
Humedal Pachingo de Tongoy
Río Limarí
Río Choapa (humedal Salinas de Huentelauquén)
Río Petorca
Río Ligua
Humedal de Mantagua
Río Aconcagua
Humedal de Tunquén
Río Maipo
Laguna El Yali
Estero El Yali
Río Rapel
Estero Nilahue
Laguna Torca
Lago Vichuquén
Río Mataquito
Río Maule
Humedal Rocuant-Andalién
Humedal Boca Maule
Lago Lanalhue
Lago Lleulleu
Río Monkul
Río Imperial
Lago Budi
Río Toltén
Río Queule

UV participa activamente en Feria Ambiental Viña del Mar

Académicos y representantes de UVerde darán charlas y la ONG Ecomar realizará educación ambiental en uno de los stands.

Con el objetivo de crear conciencia ambiental en la comunidad, la Universidad de Valparaíso colabora activamente en la I Feria Ambiental de Viña del Mar, que se desarrollará durante todo el fin de semana y contempla una serie de charlas con temáticas ambientales a cargo de académicas y académicos y representantes del equipo de UVerde.

La iniciativa, organizada por el municipio viñamarino en colaboración con la Universidad de Valparaíso, se llevará a cabo entre las 11 y las 17 horas, en los jardines de la Quinta Vergara.

La profesora Yenny Olivares, coordinadora de la Unidad de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio de la Universidad de Valparaíso, explicó cómo surgió la invitación a participar. “La Unidad de Medio Ambiente y Sostenibilidad UV viene teniendo reuniones bastante periódicas con la Municipalidad de Viña en torno a distintos proyectos previos de cooperación que tenemos ya firmados. Uno de ellos es el convenio de cooperación Viveros, en el cual es protagonista la Escuela de Medio Ambiente. Un segundo convenio está relacionado con la gestión de residuos. Al mismo tiempo, trabajamos en potenciar el plan de educación ambiental que tiene la casa edilicia. Esos son los proyectos que están vigentes y de ahí surge desde el municipio la invitación a colaborar en la organización de esta feria, que para nosotros es muy importante”.

Agregó que “son seis charlas que distintos académicos de la Universidad han ofrecido para la comunidad. Eso es fundamental, como institución de educación pública, tener la oportunidad de conectar con el territorio y de ser un aporte de lo que significa la conciencia con el medio ambiente. Es tan relevante que todas las personas se enteren, sepan y tomen conciencia de lo que está ocurriendo con nuestro entorno y de cómo debemos actuar para prevenir y disminuir, en el mayor grado posible, el aceleramiento de este cambio climático”.

Por su parte Pilar Muñoz, directora de Extensión y Comunicaciones UV, destacó que “de esta manera celebramos el Día del Medio Ambiente y estamos muy entusiasmados por estos tres días de actividades que vamos a tener. Esperamos que mucha gente asista, se sensibilice y tome conciencia de que tenemos que cuidar nuestro ecosistema, nuestro entorno y nuestras ciudades para poder sobrevivir.”

Los representantes de la ONG ECOMAR, presentes en la feria, señalaron que “estamos trabajando con todas las medidas de seguridad. Creo que nos van a visitar mucha gente, porque hay varios puestos con diversas propuestas amigables con el medio ambiente. Me gusta la diversidad que presenta esta feria. Uno se da cuenta que los organizadores buscaron tener varias áreas y dieron los espacios para su divulgación”, dijo Constanza Araya. Su compañero José Barría advirtió que “nuestro objetivo es que la gente pueda ver, conocer, educarse y ver al medio ambiente con otros ojos, no solo como un ciudadano más, sino que se integre al ecosistema y pueda reconocerlo, vivirlo y disfrutarlo”.

En la actividad participan académicos de las carreras de Biología Marina, Ingeniería Ambiental, Ingeniería Civil Ambiental, Ingeniería Civil Oceánica y representantes del equipo de UVerde.

Visitantes valoran y agradecen el esfuerzo de realizar la Expo UV

Futuros postulantes coincidieron en que la feria vocacional los reafirmó en su decisión de ingresar a la Universidad de Valparaíso.

Como una experiencia muy valiosa calificaron a la Expo UV, cuya versión 2021 concluyó este jueves, sus numerosos visitantes. A causa de la pandemia, la feria vocacional de la Universidad de Valparaíso se realizó por segundo año consecutivo de manera virtual, lo cual no disminuyó el interés de los interesados por postular a la casa de estudios en el proceso de admisión 2022.

“La verdad me encantó la experiencia, sentí que fue súper completo y me ayudó con un montón de dudas, fue justo lo que necesitaba para ayudarme a tomar una decisión con respecto a qué universidad elegir para estudiar Biología Marina, los profes y el decano fueron súper simpáticos y nos explicaron todo muy bien detallado”, señaló Jacinta Rodríguez, quien visitó la carrera que imparte la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.

Una opinión similar expresó Martina Calderón, joven de Viña del Mar que también visitó la carrera de Biología Marina durante la Expo UV y reconoció que por primera vez asistía a una feria vocacional. La estudiante destacó que “me aclararon muchas cosas, como por ejemplo los ramos que iba a tener, me emocionó saber que la carrera tiene un curso de zoología, porque me gustan demasiado los animales, así que me encantó aún más la carrera. La carrera la descubrí por un amigo de mi hermano, a quien le escuché decir que le gustaba Biología Marina, como que encontré curioso el nombre, comencé a investigar y gracias a eso me empezó a interesar la carrera. La Expo UV me pareció muy buena, porque me enteré de varias cosas que desconocía, como las ponderaciones, los puntajes de corte o el porcentaje de NEM que piden. Otra cosa importante que aprendí fueron las opciones de ingreso especial, porque antes pensaba que sólo se podía entrar solo a través de la PDT (Prueba de Transición Universitaria). Quedé muy clara con todo. Gracias”.

Por su parte, Paloma Villarroel, quien egresó el año pasado del Colegio de Niñas Canadá de Quillota y está interesada en la carrera de Fonoaudiología. “Mi experiencia en la Expo UV fue maravillosa y muy gratificante, ya que pude aclarar todas mis dudas acerca de la admisión 2022. Me llama la atención la forma en que en la Universidad de Valparaíso se relacionan alumnos y profesores. También tuve la oportunidad de hablar con docentes de esta carrera y por eso es que estoy completamente convencida de qué y dónde estudiar”, dijo.

Emilio Thomas cursa el cuarto año medio en el Colegio Champagnat de Villa Alemana. Luego de recorrer la muestra, se quedó en la sala de Ingeniería Ambiental, uno de sus principales intereses. “La Expo UV estuvo entretenida, se ha pasado bien y he aprendido bastante de diversas carreras, aunque claramente mi principal interés va por el área de la ingeniería y, específicamente, con todo lo que tenga que ver con el tema ambiental y cambio climático”, señaló.
Katherine Miqueles, estudiante de la ciudad de Quilpué, visitó la carrera de Nutrición y Dietética y relevó que para ella fue importante participar en la feria vocacional. “La Expo UV fue de mucha ayuda, porque la profesora que me atendió me entregó bastante información que me animó aún más a tomar la decisión sobre qué estudiar. Nutrición y Dietética es mi primera opción. Encuentro que estaba muy bien organizado, a través de Instagram me llegaron los anuncios de la Expo UV y así me enteré. Todo lo informaban bien, me permitió conocer más en profundidad la carrera y también sobre los puntajes de ingreso, los ramos y campo laboral, entre otras cosas”, comentó.

Estudiantes de Medicina adquieren competencias orientadas al compromiso con el medio ambiente

Curso finalizó con una clase práctica en el Área Protegida de Montemar, sede de la Escuela de Biología Marina.

Veinte estudiantes de la carrera de Medicina de la casa central y el Campus San Felipe finalizaron el curso electivo “Medio Ambiente, Cambio Climático y Sostenibilidad”, que impartió UVerde, durante el primer semestre 2021.

En su primera versión, el curso, organizado en conjunto con la Escuela de Medicina, entregó a los estudiantes competencias orientadas al compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad, con un enfoque multidisciplinario.

El equipo docente de UVerde está conformado por académicas y académicos e investigadores de las facultades de Ciencias del Mar y Recursos Naturales, Ciencias Económicas y Administrativas, Ciencias, Ingeniería y Medicina, de la casa central y los campus Santiago y San Felipe.

En el programa se abordaron diversas temáticas relacionadas con el entorno, la biodiversidad, los ecosistemas naturales, el cambio climático, los eventos extremos, el impacto de la actividad antropocéntrica, las prácticas sostenibles vinculadas a la eficiencia energética e hídrica, la gestión de residuos y la conciencia ambiental.

La actividad de cierre se llevó a cabo al aire libre y de manera presencial en la Escuela de Biología Marina UV, específicamente en el Área Marina Protegida de Montemar, atendiendo todos los protocolos de seguridad, dada la contingencia sanitaria que vive el país producto de la pandemia.

En la jornada de clausura participaron los miembros de la organización Ecomar, quienes guiaron a los estudiantes y realizaron un recorrido por los distintos ecosistemas que habitan en el entorno de la Escuela de Biología Marina, donde aprendieron in situ sobre conceptos de ecología costera, observaron la fauna y flora marina característica del lugar (como la lobera, donde vive una colonia de lobos marinos), y analizaron sus adaptaciones para la vida en el mar y cómo contribuir a la protección y conservación del planeta, entre otros aspectos.

Los estudiantes de Medicina valoraron positivamente la experiencia. Es el caso de Carlos Cabrera, alumno de cuarto año de la casa central, quien señaló que “el curso es muy bueno, muy completo, abarcó muchos temas relevantes dentro de lo que es cambio climático y la sustentabilidad. Todos los profesores son expertos en sus áreas y muy apasionados, también transmiten eso. Antes del curso veía a la medicina un poco lejana, no sabía cómo conectarla con mi interés por el medio ambiente, y este curso me invita a poder integrarla más y darme cuenta de que también puedo contribuir al cuidado del medio ambiente desde mi carrera. Lo recomiendo totalmente”.

Paula Rosales, estudiante de quinto año en la casa central, coincidió con su compañero respecto al entusiasmo mostrado por los profesores: “El curso me ha encantado, una de las cosas que más me gustó es la motivación de los mismos profesores, que hace que uno también se motive más y vaya a las clases. Fue bastante aprendizaje. El medio ambiente también impacta en la salud de las personas, por eso tenerlo en cuenta al tratar con pacientes es importante. Nuestra labor ahora, que terminamos el curso, es difundir ese conocimiento con nuestro entorno, porque nosotros también impactamos en el ambiente, eso es otro aspecto relevante”.

Alejandro Guzmán, estudiante de quinto año del campus San Felipe, también se llevó una buena impresión de los contenidos del curso y señaló que “fue muy bonito, había hartas cosas que no sabía, fue como poner un poco en orden estos conceptos. Me gustan mucho los animales, las plantas y entender lo que está pasando respecto al cambio climático y cómo funcionan los ecosistemas naturales. En el fondo, lo que saco en limpio es que el cambio climático afecta a todos los ecosistemas y a las personas también, ya que estamos insertos en ellos. Recuerdo la clase de cambio climático y los efectos a nivel costero y eso igual tiene que ver con el proceso de salud-enfermedad de las personas”.

En la misma línea, la profesora Yenny Olivares, coordinadora de la Unidad de Medio Ambiente y Sostenibilidad (UMAS) y quien estuvo a cargo del módulo “Biodiversidad y Ecosistemas”, sostuvo que “ha sido una muy buena experiencia, porque son estudiantes que vienen de un área totalmente distinta. Ellos mismos han podido descubrir cuál es su aporte como estudiantes, como personas y como futuros profesionales en lo que significa esta conciencia del cuidado del medio ambiente. Hemos podido mostrarles las posibilidades que tienen de generar acciones en torno a esta protección desde su especialidad. Por el solo hecho de conocer y valorar lo que está a su alrededor, ya pueden ser protagonistas en sus territorios y replicar el mensaje de cuidado con el medioambiente a su entorno. Esa es un poco la idea y objetivo del curso, atraer a personas que sientan que no están relacionadas con el área ambiental, pero que vayan descubriendo que sí lo están de alguna manera, porque finalmente todos estamos involucrados en este mismo ecosistema”.

Asimismo, la académica de la Escuela de Medicina y coordinadora del curso en esa unidad, profesora Eva Madrid, afirmó que “estamos encantados, porque nosotros mismos estamos aprendiendo. Es un desafío para todos. El mundo está cambiando y es absolutamente necesario adaptarse y como universidad debemos dar el paso y trabajar en generar conciencia ambiental para avanzar hacia un planeta más sustentable”.

Finalmente, la doctora Madrid adelantó que, en su primera versión, el curso se ofreció a Medicina, ya que cuenta en su malla con cursos electivos, pero a partir de ahora se espera impartirlo al resto de las carreras y se contempla que en un futuro también se pueda dictar para la comunidad.