Dictan curso para el análisis de sistemas dinámicos y su modelación numérica

En la jornada participaron estudiantes de último año de la carrera de Biología Marina y de postgrado.

Estudiantes realizaron el curso para aprender el uso y aplicación del programa Modelación Hidrodinámica (Mohid) en la sede Montemar de la Escuela de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso.

El curso tuvo una duración de cinco días y fue organizado por el investigador Manuel Castillo, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales UV, en el marco del desarrollo de su proyecto Fondecyt, que permite la cooperación internacional entre destacados científicos.

El curso titulado “Análisis de sistemas dinámicos marinos continentales (estuarios, fiordos y canales) y su modelación numérica”, estuvo a cargo del doctor Jorge Pierini, investigador del Instituto Argentino de Oceanografía de la Universidad Nacional del Sur.

El programa fue totalmente gratuito y se orientó a estudiantes de pregrado avanzado y de postgrado.

El doctor Pierini, quien es oceanógrafo físico especialista en circulación de estuarios, con más de treinta años de trayectoria, explicó que “el curso se basó exclusivamente en la parte de modelación numérica, en todo lo que son los procesos biogeoquímicos, aplicados sobre el mar. Hay muchos procesos en los cuales se puede llegar a trabajar y desarrollar distintos tipos de herramientas. La convocatoria fue excelente. Fue un curso muy bien organizado por la Facultad de Ciencias del Mar. Los alumnos tienen un nivel muy alto y son muy participativos”.

El doctor Castillo sostuvo que de los 21 estudiantes participantes provenían de diferentes áreas: eran biólogos marinos, ingenieros oceánicos, geofísicos, geógrafos y oceanógrafos.

Tal como lo explicó el académico, Mohid fue desarrollado en Portugal por el doctor Ramiro Nieves el año 1985, desde ese momento lo puso a disposición en código abierto (gratuito), por lo tanto puede ser utilizado libremente por los usuarios. Al ser de carácter abierto, desde sus inicios comenzó a recibir distintos tipos de aportes generando una macro herramienta con diversas aplicaciones muy útil para estudiantes, investigadores y profesionales

Ciencias del Mar y de Recursos Naturales conmemoró sus 20 años como facultad

Además, conmemoró el 78º aniversario de la primera estación de biología marina.

Con la presencia de las más altas autoridades de la Universidad y de servicios públicos y privados vinculados al área, la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso conmemoró dos hitos relevantes en su trayectoria: los 78 años de la creación de la primera estación de biología marina de Sudamérica -que es un símbolo de la historia de la carrera de Biología Marina tanto dentro como fuera de Chile- y el vigésimo aniversario de su constitución como facultad.

La ceremonia fue encabezada por el rector Aldo Valle; el presidente de la Junta Directiva, Gerardo Donoso; el prorrector, Christian Corvalán; el secretario General, Osvaldo Corrales; el contralor interno, Cristián Moyano; el decano de la Facultad, Ricardo Bravo; el vicerrector académico, Carlos Becerra; y el decano de la Facultad de Ciencias, Juan Kuznar.

En su mensaje de aniversario, el decano Bravo destacó los logros de la unidad académica: “A pesar de las dificultades y que tenemos que lidiar con situaciones complejas, al ser una universidad estatal, seguimos avanzado, lo que nos ha permitido alcanzar algunos logros que nos posicionan como una de las mejores carreras de Biología Marina en el país. El 75% de nuestros estudiantes nos elige en primera opción. Además, somos la carrera de Biología Marina más postulada en los procesos de selección universitaria y por estudiantes con altos puntajes (sobre 700 puntos en PSU). Tenemos la mejor matricula del país. El desarrollo del Plan Estratégico lo hemos logrado en casi un 90%. También tenemos una acreditación de seis años, con un plan innovado que se ajusta a las necesidades y desafíos del país”.

Por su parte, el rector Aldo Valle manifestó que estas ceremonias de aniversario son símbolos de gratitud con quienes han permitido que durante tanto tiempo se mantenga la excelencia académica y en alto el nivel de las instituciones. “Debemos felicitar al decano, al equipo de profesores y a todos quienes integran esta facultad, que han permitido tener esta Escuela de Biología Marina con una gran convocatoria y que sigue creciendo, a pesar de las dificultades. Es un orgullo contar con esta facultad, en la que destacados científicos iniciaron importantes investigaciones con reconocimiento mundial, como Ramón Latorre y Francisco Bezanilla, quienes hoy han regresado y siguen contribuyendo al desarrollo del conocimiento desde nuestra Universidad. Aquí tenemos una trayectoria de esfuerzo y compromiso, en un edificio que embellece el paisaje costero”.

Durante la ceremonia se distinguió a dos académicos que se acogieron a retiro. Se trata del académico Pablo Muñoz Salazar, quien fuera director de la Escuela de Biología Marina desde el año 2008 hasta julio del presente año, y el profesor Carlos Melo Urrutia, quien ingresó a la Universidad en 1975.

También la funcionaria Antonieta Jojot Quezada recibió un reconocimiento por sus treinta años de servicio en la Universidad, premio que fue entregado por el secretario general, Osvaldo Corrales.

 

aniversario
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto-
foto

Estudiante de Biología Marina explora nuevas áreas de desarrollo profesional con documentales

Camilo Aste, alumno de cuarto año, es el corealizador de “Archipiélago Humboldt: paraíso en peligro”.

Como una experiencia muy enriquecedora definió el estudiante de Biología Marina de la Universidad de Valparaíso Camilo Aste el haber trabajado en la realización del documental “Archipiélago Humboldt: paraíso en peligro”, que fue exhibido por partida doble en el Centro de Extensión UV y en el auditorio de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales.

A la exhibición en Montemar asistió cerca de medio centenar de estudiantes y profesores de la carrera de Biología Marina. El programa incluyó también un conversatorio, en el que participaron como panelistas invitados los realizadores Matías Aste y Cesar Villarroel, quienes son parte de Explorasub, y la bióloga marina y académica UV Maritza Sepúlveda.

Tal como lo adelantaron los creadores del documental, el trabajo tiene como eje central el conflicto del megaproyecto minero Dominga y sus posibles consecuencias en uno de los sitios con mayor biodiversidad del país y que ha sido declarado de importancia mundial.

El archipiélago Humboldt está ubicado entre las regiones de Coquimbo y Atacama. El film muestra impactantes imágenes de la vida marina salvaje, junto a la voz de reconocidos científicos y pescadores artesanales, quienes en conjunto tejen un relato directo y sincero. “Un imperdible para informarse y tomar conciencia de la importancia que tenemos todos en salvar este patrimonio único”, sostiene Cesar Villarroel.

“La recepción del público ha sido muy buena. El documental es una instancia cultural y de información. Es un trabajo de alto nivel, con imágenes submarinas que son espectaculares”, afirma Villarroel.

El realizador agrega que el objetivo de este trabajo es que las personas se puedan instruir respecto a lo que es su patrimonio, porque “cuando no estamos bien informados, las cosas se pueden destruir por desconocimiento. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer acá es reforzar el sentido de pertenencia, no importa cuán lejos estés de un lugar, el lugar es de todos, nosotros somos parte del lugar y el archipiélago de Humboldt es el lugar de esperanza para los océanos. Estamos en un momento crítico como humanidad”.

Por su parte, Camilo Aste explica que junto a César le llevó muchos años planificar este documental. “Es realmente bonito, porque tantos años grabando, haciendo entrevistas a los distintos científicos y actores locales y luego verlo como algo tangible, que podemos llevar a la gente y que pueda trascender en las personas, es lo más importante para nosotros”, comentó.

El estudiante acota que espera que el film ayude a tomar mayor conciencia del valor de este patrimonio natural.

El joven también destaca que el trabajo como documentalista es otra área que está sumando interés entre los biólogos marinos: “Es relativamente nuevo, pero ahora hay muchos más biólogos marinos que están optando por hacer documentación, como una forma de complementar el trabajo de divulgación. Existe mucha información científica, pero es muy difícil hacerla llegar a la ciudadanía. Generalmente la ciencia queda entre los científicos. Yo creo que es muy importante que esta ciencia se presente en un formato que pueda estar disponible para todo el mundo y que todos puedan ver y entender”.

Camilo Aste añade que “la experiencia fue hermosa. Desde chico tuve la posibilidad de conocer este lugar y sentí que era parte de mi responsabilidad o misión de vida el tratar de trabajar por su conservación y protección. Entonces, ahora estar haciendo acciones concretas para lograrlo realmente es muy enriquecedor para mí y me siento realizado”.

Finalmente, la bióloga marina Maritza Sepúlveda señaló que “el documental lo encontré precioso. Encuentro que realmente fue capaz de condensar en media hora la importancia de la zona desde el punto de vista social, biológico y económico. Creo que esta oportunidad de que los estudiantes de biología marina se hayan interesado en participar, en conversar, en discutir y en mostrar las acciones que se están llevando a cabo es parte de la enseñanza y formación de nuestros estudiantes. Además, el momento en que se presenta es sumamente relevante, porque el tema del proyecto Dominga no está cerrado, se encuentra en discusión, por lo tanto no hay que bajar los brazos, es necesario estar en estado de alerta, porque se va a definir en los próximos meses y todos debemos estar informados”.

 

Biólogo Marino UV participa en la asamblea anual de la Autoridad Internacional de los Fondos Oceánicos

El evento se llevó a cabo entre el 22 y 27 de julio en Kingston, Jamaica, sede del organismo.

El doctor Eulogio Soto, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, asistió a la asamblea anual de la Autoridad Internacional de los Fondos Oceánicos, como parte de la delegación oficial de la Deep Ocean Stewarsdhip Initiative (DOSI).
Al encuentro, que se llevó a cabo entre el 22 y el 27 de julio, asistieron delegaciones de más de cien países y organismos observadores con competencia en la materia.
DOSI es un organismo internacional que congrega a científicos y expertos de todo el mundo con amplio conocimiento del océano profundo. El objetivo de este organismo, el cual participa en calidad de observador, es integrar ciencia, tecnología, política, leyes y economía para asesorar en el manejo ecosistémico del uso de los recursos del mar profundo y en estrategias para mantener la integridad de estos ambientes dentro y más allá de la jurisdicción de las naciones.
La discusión durante la asamblea anual se centró principalmente en la revisión de las directrices que establecerían las políticas y regulaciones sobre la exploración y explotación de nuevos recursos minerales en el océano profundo.
Las reuniones de la Asamblea se realizaron en la sede principal de la Autoridad Internacional de los Fondos Oceánicos, en Kingston, Jamaica, coincidiendo también con la conmemoración del 25º aniversario de este organismo internacional que pertenece a Naciones Unidas
Las próximas reuniones tanto de la Asamblea así como de consejos y comités técnicos se llevarán a cabo en febrero próximo.

Biólogo marino UV obtiene segundo lugar en concurso fotográfico sobre biodiversidad

Su cámara capturó la imagen de un pequeño pez de tres aletas, especie poco conocida fuera del mundo de las ciencias.

Una destacada participación logró el biólogo marino Víctor Molina, quien actualmente trabaja en el Laboratorio de Ictioplancton en la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, en el concurso fotográfico “La Belleza de la Biodiversidad Marina Chilena”, cuya imagen le permitió subir al podio tras adjudicarse el segundo lugar del certamen.

El biólogo marino presentó la foto titulada “Retrato Criptobentónico” y muestra a un trobollito de tres aletas, cuyo nombre científico es Helcogrammoides cunninghami. “Es una especie de pez muy común y abundante en las costas chilenas, pero que por ser una especie de pequeño tamaño y no ser un recurso hidrobiológico, es poco conocida fuera del mundo de las ciencias”, explicó.

Víctor Molina agregó que “en la foto intenté registrar la característica criptobentónica del trombollito, es decir, que tiene la capacidad de esconderse en el fondo marino, explotando los espacios entre las rocas o camuflándose en éstas con el objetivo de evadir a sus depredadores”.

También reconoció que es la primera vez que participa en un concurso con un jurado profesional y destacó la presencia de Eduardo Sorensen y Alejandro Pérez Matus, fotógrafos submarinos consolidados. Además los criterios de evaluación fueron según su adecuación a la temática, calidad, originalidad y mensaje transmitido en las fotografías.

Respecto a la valoración de la fotografía como herramienta de divulgación científica, Víctor Molina sostuvo: “El campo de la fotografía submarina siempre me llamó la atención, actualmente la considero una herramienta imprescindible en la ciencia ciudadana. Existe un gran desconocimiento sobre la biodiversidad marina que tenemos en Chile y con la fotografía es posible sensibilizar sobre esta riqueza escondida y llevarla fuera del circulo científico, concientizando e involucrando a la sociedad en el cuidado y protección de esta riqueza”.

El concurso fue organizado por la Facultad de Ciencias Biológicas de la PUC, en el marco del mes del Mar.