Con apoyo de NatGeo científicos chilenos y argentinos emprenden inédita expedición a la Antártica

Explorar, documentar y ayudar a proteger los ecosistemas marinos en la Península Antártica corresponden a algunos de los principales objetivos de la inédita alianza entre los gobiernos de Chile y Argentina en conjunto con el programa Pristine Seas de NatGeo y que este domingo comenzó a vivir sus primeras horas con el zarpe de la OPV Fuentealba de la Armada de Chile desde el puerto de Punta Arenas con rumbo al territorio polar.

El propósito de la expedición “es llenar los vacíos científicos realizando investigaciones con metodologías y equipos nunca antes utilizados en esta región y explorando la conectividad biogeográfica de la fauna y flora marina antártica con las de Tierra del Fuego y las islas vecinas.”.

Trabajando con científicos marinos de todo el mundo, el equipo de la expedición viaja desde la isla Rey Jorge, a través de las Islas Shetland del Sur, y los fiordos de la costa Danco y la isla Doumer. Para explorar completamente el área, el equipo está realizando estudios de buceo para medir y describir la abundancia y diversidad de peces, así como la vida en el fondo marino, incluidas las macroalgas y los invertebrados. El equipo también está utilizando cámaras de aguas profundas para explorar el reino de aguas profundas en gran parte desconocido que rodea a la Península Antártica, específicamente en torno a características geológicas únicas, como cañones submarinos, montañas submarinas y crestas.

Fuente: prensaantartica.com

Profesora de FACIMAR realiza estancia de investigación en Centro de Investigación Aplicada al Mar (CIAM), Arica

La Dra. Claudia A. Bustos estuvo dos semanas realizando experimentos con huevos vivos de anchoveta
Una colaboración de investigación entre el Centro de Investigación Aplicada al Mar (CIAM), la Universidad de Tarapacá y FACIMAR, fue llevada a cabo en Arica durante Diciembre de 2018. Esta consistió en una serie de experimentos con material vivo recolectado en embarcaciones costeras, con el objetivo de determinar la influencia parental (principalmente materna) en la sobrevivencia y rasgos de historia de vida temprana, como tamaño de eclosión, tamaño del saco vitelino y tiempo de alimentación endógena, de la anchoveta Engraulis ringens. Estos experimentos se realizaron en dependencias de CORPESCA, en Arica. La Dra. Bustos colaboró con los investigadores Dr. (c) Roberto Ávila-Palape y Alejandra Pizarro, del CIAM y Universidad de Tarapacá.

Adicionalmente, esta colaboración posibilitará la estancia de estudiantes de Biología Marina de FACIMAR para realización de prácticas profesionales y la  realización de tesis en el ámbito de la acuicultura de peces marinos no salmonídeos.

Plásticos y pilas: los principales desechos que amenazan a los ecosistemas marinos

Se estima que para el 2020 la producción de plásticos superará las 500 millones de toneladas anuales.

El doctor en Biología Marina y académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso Mario Herrera, quien además es especialista en derecho marítimo ambiental, en el contexto de la entrada en vigencia de la ley que sancionará a quienes boten basura en las playas precisó que toda norma que venga a colaborar con la preservación del ecosistema marino, debe ser considerada como bienvenida. “Más aun, cuando hoy en día no existen instrumentos que permitan sancionar el delito propiamente tal sobre el medio ambiente, ya que es preciso recordar que la gran mayoría de la regulación ambiental marítima se encuentra amparada principalmente en normas de carácter administrativo y solo existen algunas figuras de carácter penal que han sido establecidas por leyes especiales” advirtió el profesor Herrera.

El doctor Herrera agrega que “aun cuando existirán detractores respecto a la forma como fue dispuesta esta nueva disposición, la cual está incluida en el artículo 494 de nuestro Código Penal, atendiendo que representa una figura delictiva que solo es sancionada como infracción, ya que está inserta en el Título “De las Faltas”, representa un paso más para impedir que nuestras costas y, en definitiva, nuestro ecosistema marino se siga viendo afectado por los distintos tipos de residuos y basuras que son arrojados a este medio y que son difíciles de controlar cuando son ingeridas por los organismos marinos que conforman nuestro patrimonio natural”.

Respecto a los efectos de los desechos en los ecosistemas marinos, el profesor de la Escuela de Biología Marina UV explica que en términos generales las basuras poseen diferentes formas de impacto sobre los ecosistemas marinos, lo cual dependerá de su naturaleza y composición, “ya que muchas de ellas están constituidas por residuos sólidos, como los plásticos, pero también existen otros cuyo contenido es más perjudicial, como las baterías y pilas, cuyos contaminantes pueden afectar significativamente un cuerpo de agua receptor, como lo constituyen los bifenilos policlorados”.

Siguiendo las palabras del académico, en cuanto a los plásticos es preciso considerar que su producción global ha aumentado en los últimos cincuenta años, y en especial en las últimas décadas. De esta forma, entre el año 2002 al 2013 esta producción se incrementó en un 50 por ciento: de 204 millones de toneladas en 2002 a 299 millones de toneladas en 2013; estimándose que en el año 2020 se logre superar las 500 millones de toneladas anuales, lo que supondría un 900 por ciento más que los niveles de 1980 (Fuente: Ecologistas en acción, 2017).

“Los plásticos son polímeros procedentes del petróleo combinados con otras sustancias, entre las cuales se encuentran diferentes aditivos que son los que le confieren las propiedades deseadas en cuanto a su textura, resistencia a la temperatura, maleabilidad, estabilidad y brillo, entre otras características. Por consiguiente, la degradación de estos plásticos está sujeta a una serie de condiciones que no se dan en el medio marino. Por esta razón, tanto unos como los otros pueden ser una fuente de entrada de microplásticos al medio ambiente, especialmente cuando no son desechados correctamente y son expuestos a las condiciones biológicas, químicas y físicas que los deterioran y los fragmentan”, sostuvo Mario Herrera.

Proponen instaurar el Día Nacional de la Acuicultura

La iniciativa presenta como fecha tentativa el 30 de noviembre, día en que se conmemora a la industria a nivel mundial.

Con el objetivo de contribuir a que la comunidad conozca y entienda la relevancia de la actividad acuícola en Chile, el Comité Oceanográfico Nacional (CONA), junto a la Universidad de Valparaíso y con el apoyo de autoridades sectoriales, realizó un acto para proponer el 30 de noviembre como Día Nacional de la Acuicultura.

El lanzamiento de la propuesta se llevó a cabo en el marco de un simposio con destacados conferencistas, que relevaron el rol de la industria acuícola en la economía nacional y sus aportes en el ámbito social y medioambiental.

Tal como lo destacaron los expositores, quienes también participaron en una mesa redonda que moderó la investigadora UV Doris Oliva, hoy la acuicultura representa la tercera actividad económica más importante de Chile. El país se sitúa en una posición privilegiada a nivel mundial por cuanto es el segundo productor de salmón después de Noruega, el primer país productor de trucha arcoíris, segundo productor de choritos después de China y es el primer exportador de choritos, según cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Además, Chile está dentro del ranking de los diez principales países acuicultores del mundo.

Al acto, que se efectuó en el auditorio Héctor Etcheverry de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, asistieron el decano Ricardo Bravo; el secretario ejecutivo del CONA, Juan Fierro; el jefe de la División Acuicultura de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura, Eugenio Zamorano; el presidente del Grupo de Trabajo Acuicultura (GT ACU) del CONA, Marcelo Campos; la jefa del departamento de Gestión de Programas de Fiscalización de Acuicultura de la Subdirección de Acuicultura de Sernapesca, Paulina Isler; y el presidente de la Sociedad Chilena de Acuicultura, Antonio Vélez, junto a autoridades universitarias y académicas, investigadores, estudiantes e invitados especiales.

El decano Ricardo Bravo valoró la iniciativa. Según sus palabras, la actividad acuícola es uno de los motores económicos del país: “Esta industria genera una cantidad de trabajo enorme y además colabora con algo importantísimo hoy en día en el mundo, que es contribuir a la seguridad alimentaria. Estamos viviendo una situación compleja a nivel mundial por el crecimiento exponencial de la población y la escasez de alimentos, entre otras amenazas. Todo esto se confabula para que se genere una situación compleja a nivel económico. Y en este caso la acuicultura tiene un rol fundamental. Lamentablemente, en Chile ciertos sectores de la población le dan una connotación un tanto negativa, pero eso tendría ir mejorando, porque las cosas se están haciendo bien ahora. De hecho, hay más fiscalización y una acuicultura sostenible. Estos avances hay que darlos a conocer y la Universidad debe jugar un papel importante en este aspecto”.

Por su parte Marcelo Campos, presidente del Grupo de Trabajo Acuicultura (GT ACU) del CONA y uno de los impulsores de la iniciativa, señaló que “con esta celebración, que esperamos sea la primera de muchas, pretendemos contribuir a que la comunidad comprenda la importancia de la acuicultura en nuestro país y el mundo, como asimismo que advierta el compromiso de ésta con el desarrollo sostenible, la investigación científica y tecnológica, la innovación, la creación de riquezas y el bienestar tanto de los ecosistemas como de la sociedad civil”.

Paulina Isler también apoyó la iniciativa: “Somos un país pionero, el segundo a nivel mundial en salmónidos y estamos en el ranking de los diez principales exportadores acuícolas del mundo. Para nosotros instaurar el Día Nacional de la Acuicultura es muy motivador. Recibimos muchas visitas extranjeras que quedan asombradas con lo que hemos avanzado en materias de regulación y control sanitario y ambiental. También a nivel productivo destacamos en innovación y tecnología. Lo veo como una gran oportunidad para seguir avanzando”.

Las extraordinarias condiciones naturales del país para el desarrollo de la acuicultura de manera sustentable, junto a su crucial importancia para el futuro de la humanidad, representan para Chile una oportunidad de crecimiento en un área en que ya se ha consolidado como un referente en la industria a nivel mundial. Por eso los impulsores de la iniciativa esperan que la propuesta presentada en la Universidad de Valparaíso tenga una buena acogida de parte de las autoridades.

Conferencias

Las conferencias que se dictaron durante la jornada fueron:
“Gestión sanitaria y ambiental de la acuicultura: visión de la autoridad”, a cargo de Paulina Isler.
“La acuicultura y su aporte en la economía nacional”, por Alfredo Valenzuela, consultor y empresario.
“Acuicultura de pequeña escala: oportunidades y desafíos”, por Eugenio Zamorano.
“Diversificación acuícola en la macrozona norte: oportunidades y desafíos”, a cargo de Antonio Vélez.
“Modelos colaborativos para una acuicultura sustentable”, por Axel Klimpel, director ejecutivo de Aqua Pacífico.

 

Seminario Montemar 1 de
Seminario Montemar 2 de
Seminario Montemar 3 de
Seminario Montemar 4 de
Seminario Montemar 5 de
Seminario Montemar 6 de
Seminario Montemar 7 de
Seminario Montemar 8 de