Estudio interdisciplinario fue presentado por la prestigiosa revista Progress in Oceanography.

El resultado del trabajo interdisciplinario de un grupo de investigadores del Centro de Observación Marino para Estudios de Riesgos del Ambiente Costero de la Universidad de Valparaíso (COSTAR UV) fue publicado ¬hace unos días en la destacada revista “Progress in Oceanography”, uno de los medios de mayor difusión en el campo de la oceanografía.

Bajo el título “Oceanographic influences on the early life stages of a mesopelagic fish across the Chilean Patagonia”, los doctores Claudia Bustos, Manuel Castillo y Mauricio Landaeta expusieron sobre cómo el ambiente juega un rol importante en el desarrollo de los organismos en los peces mesopelágicos, organismos marinos que normalmente viven entre los 200 y 1000 metros de profundidad, pero que de noche pueden ascender a alimentarse cerca de la superficie y en los que los cambios ambientales en los primeros estadios larvales pueden jugar un rol relevante en el futuro.

Los resultados de esta investigación se obtuvieron gracias a la información recopilada durante los cruceros de investigación realizados por canales y fiordos interiores de la Patagonia chilena. En el trabajo se plantea que estos sectores pueden ser ecológicamente atractivos, ya que presentan beneficios en disponibilidad de alimento, retención y protección de predadores. Sin embargo, las bajas temperaturas de estas aguas, entre 8 y 10 grados Celsius, pueden afectar su balance energético, resultando en un crecimiento más lento.

Respecto de la importancia de los resultados alcanzados, el doctor Mauricio Landaeta, biólogo marino, doctor en Oceanografía y académico de la Facultad de Ciencias, sostuvo que “hemos aportado mucho sobre la historia de vida temprana (nacimiento, crecimiento, mortalidad y alimentación) de peces marinos que usan la Patagonia chilena como zonas de reproducción, desove y crianza temprana, dentro de los cuales destacan la influencia de la estratificación vertical de la columna de agua en la abundancia, crecimiento y alimentación de las larvas de peces, pero que genera mayor asimetría en sus características morfológicas. En pocas palabras, la mayor estratificación del agua aumenta el crecimiento de las larvas de peces, pero a expensas de una mayor asimetría del cuerpo”.

Manuel Castillo, director del COSTAR UV, doctor en Oceanografía y académico de la Escuela de Biología Marina, se mostró muy contento con estos avances publicados, indicando que “una de las cuestiones que no son visibles, en forma directa, en los resultados de publicaciones o de presentaciones en congresos es que se necesitan cientos de horas-lupa para la identificación de muestras biológicas”.

Agregó que “el trabajo comienza inmediatamente una vez que las muestran llegan al laboratorio y luego de esas identificaciones se requiere del análisis de los mismos. La mayor parte de este trabajo se ha realizado entre el 2019 y el 2020 en condiciones no favorables para el desarrollo normal de las actividades, y prácticamente toda la discusión entre los autores fue efectuada remotamente. Este es un trabajo hecho entre estallido social, pandemia y otras condiciones externas no tan favorables. Para nosotros es un gran logro”.

Cruceros de investigación

El doctor en Oceanografía Mauricio Landaeta y la doctora en Acuicultura Claudia Bustos vienen participando de estos cruceros oceanográficos a partir de los proyectos CONA, CIMAR 23 y CIMAR 24, realizados entre 2017 y 2018.

“Nosotros partimos como técnicos de laboratorio y luego dirigiendo nuestros propios proyectos de investigación. El Comité Oceanográfico Nacional (CONA), a través del programa Cruceros de Investigación Marina en Áreas Remotas (CIMAR), prepara un plan quinquenal en el que establece los sitios de interés y, luego, los investigadores proponen temas de estudio basados en los objetivos de cada crucero. Nuestro interés está en descubrir cómo las condiciones ambientales del océano afectan las respuestas ecológicas de los organismos marinos, particularmente peces”, puntualizó Mauricio Landaeta.

Ahora el enfoque de este grupo de investigadores buscará complementar los resultados obtenidos. “Nuestros próximos pasos serán determinar la relación entre morfología y crecimiento en las larvas de peces y establecer cómo el cambio climático, especialmente el aumento del deshielo, afecta a esta relación”, concluyó el investigador.