Es la única universidad chilena en ser parte del organismo internacional.

La Global Ocean Biodiversity Initiative (GOBI por sus iniciales en inglés) es una alianza mundial de organizaciones comprometidas en avanzar en el conocimiento e investigación de las bases científicas para la conservación de la diversidad biológica, en el ambiente marino. Desde ahora la Universidad de Valparaíso forma parte de este selecto grupo, consolidándose como la única universidad chilena en ser miembro de la asociación.

GOBI aporta experiencia, conocimientos y datos para respaldar los esfuerzos de la Convención sobre la Diversidad Biológica, como también identificar áreas marinas de importancia ecológica y biológica, entre otros objetivos.

El rol de la UV viene a fortalecer la posición de GOBI como proveedor de experiencia en cuestiones de importancia en la conservación marina mundial, así como para ampliar la representación de la asociación en todo el mundo.

Eulogio Soto, investigador de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la Universidad de Valparaíso, es el principal representante de la UV ante la GOBI. El doctor Soto, quien es biólogo marino, ha desarrollado investigaciones en ecología, biología, conservación y taxonomía del fondo bentónico, como también en comunidades desde la zona intermareal hasta el mar profundo, con un enfoque particular en los principales factores que influyen en los cambios en estas comunidades.

El doctor Soto, que además, es académico de la Escuela de Biología Marina UV, señala que la alianza con la GOBI trae consigo muchos beneficios, pero también desafíos, “nos abre una ventana inconmensurable para participar en los foros y discusiones internacionales sobre conservación marina. Nos obliga a colaborar aportando ideas, experiencia, conocimiento e información sobre nuestras Áreas Marinas Protegidas y nos beneficia enormemente, ya que nos posiciona como un referente regional, pudiendo participar en las discusiones y negociaciones sobre el tema en esferas tan importantes como Naciones Unidas, Organización Marítima Internacional, Convención sobre la Diversidad Biológica, entre otras”.

Tal como lo explica el investigador, la incorporación se gestó con motivo de su participación en la última Conferencia Mundial sobre Biodiversidad Marina, realizada en Montreal, el año pasado. “En ella recibí una invitación de parte de las autoridades de la GOBI para que nuestra Universidad forme parte activa”, asegura.

El doctor Soto reconoce que habitualmente participa en las actividades organizadas por la asociación, “conozco hace un tiempo la organización, a quienes la dirigen y sus actividades. Además, interactúo regularmente con ellos y hace un tiempo habían manifestado la intención de invitarnos a participar de forma más activa, principalmente por mi participación en el IMPAC4 (International Marine Protected Areas Conference), realizado en Chile; haber pertenecido a IABO (International Association of Biological Oceanography) y por mi participación en un foro sobre Relaves Mineros, realizado en Lima, años atrás”.

Finalmente, el académico destaca que esta alianza la proyecta de manera muy positiva y productiva, y que “sin duda nos permitirá involucrarnos en foros de discusión global sobre la protección, investigación científica y manejo de nuestra biodiversidad marina”.