La embarcación realizará crucero científico a zonas aún no exploradas del Pacífico Sureste.

Un grupo de científicos, nacionales y extranjeros, del que forma parte el biólogo marino de la Universidad de Valparaíso Eulogio Soto, académico de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, visitó el buque oceanográfico “Mirai”, nave de origen japonés equipada con instrumental de primera línea para la investigación submarina y en la que emprenderán una inédita expedición a zonas aún no exploradas del Pacífico Sureste.

El crucero de investigación, que se llevará a cabo gracias al apoyo de la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología (JAMSTEC), se extenderá por 35 días y se dirigirá a la Fosa de Atacama y los montes submarinos situados de la zona protegida de Nazca- Desventuradas, del dorsal Salas y Gómez y de Rapa Nui, para recalar finalmente en Tahití.

“Este crucero es importante, porque por primera vez se van a estudiar los montes submarinos que tenemos en el Pacífico Sureste, que son ecosistemas marinos vulnerables y áreas de significancia biológica y ecológica. La expedición explorará la biodiversidad, la oceanografía y la conectividad genética que se da en esos lugares. El trabajo es muy relevante, dado que no existe información de estos sistemas desde ningún punto de vista”, advierte el académico, quien además es doctor en Oceanografía y Biología Marina.

Tal como lo explica el doctor Soto, la plataforma científica que brinda JAMSTEC es de primer nivel, puesto que el Mirai viene equipado con una sofisticada tecnología, única en el mundo, para captar imágenes en alta resolución y a profundidades que pueden llegar hasta los 10 mil metros en el fondo marino. “Estamos hablando de un sistema de cámaras 8K, además de mostradores de fondos, que permiten obtener columnas de sedimento no perturbadas para el estudio genético y ecológico de organismos que viven en el fondo marino y también redes de placton, sistemas de variables de la columna de agua, sensores oceanográficos de alta sensibilidad e instrumentos de alta tecnología”, sostuvo el biólogo.

Por su parte, el vicerrector de Investigación e Innovación de la Universidad de Valparaíso, Adrián Palacios, destacó que los investigadores “van a estudiar organismos que están en zonas de alta profundidad y realizarán una serie de mediciones que serán únicas. Para nosotros, como Universidad, representa un importante trabajo, es como volver al 1834, cuando Darwin llegó a Valparaíso en la expedición en el ‘Beagle’. Nosotros tenemos la gran oportunidad de que uno de nuestros investigadores participe en una expedición única, lo que nos hace sentir muy orgullosos, por todo el conocimiento que va a generar para la Región, para Chile y para el mundo”.

La profesora de la Escuela de Biología Marina UV Pilar Muñoz proyectó auspiciosos resultados: “Se ve que va aportar mucho al conocimiento de los fondos marinos del país, sobre todo de zonas que son muy poco conocidas, y que nos va a permitir saber más sobre nuestros recursos y tal vez de muchas especies de las que todavía no conocemos”.

El grupo de científicos finalizará la expedición los primeros días de marzo y se espera que reúnan valiosa información sobre cómo es la vida en esos desconocidos ambientes del océano profundo.