Ciento veinte jóvenes postularon al programa académico que ofrece 50 vacantes. Setenta y tres de ellos lo hicieron en primera opción.

Superando las expectativas de años anteriores, la carrera de Biología Marina rompió varios récords en el Proceso de Admisión 2019. En primer lugar, el número de postulantes al programa alcanzó los 122 candidatos, además 73 de ellos lo hicieron en primera opción, quedando matriculados un total de 54 jóvenes. El puntaje más alto de ingreso fue de 743 puntos ponderados.

Ricardo Bravo, decano de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales, unidad que imparte la carrera en la Universidad de Valparaíso, señaló que este proceso ha sido uno de los más exitosos de los últimos cinco años.

“Nos parece excelente, hemos obtenido resultados muy buenos este año. De acuerdo a los antecedentes que nos presentaron desde el nivel central de la Universidad, con estudios estadísticos de los últimos cinco años, este año sería el mejor, en cuanto a postulantes y puntajes. Hemos tenido muy buenos puntajes, el primero ponderó 743 puntos y muchos muy cercanos al máximo, por lo tanto no solo destacamos la cantidad de estudiantes que postularon a la carrera, sino también valoramos la calidad, en el sentido del buen rendimiento obtenido en la PSU.”

El decano agregó que los buenos resultados, si bien se explican a partir de distintas variables, algunos de los elementos a considerar son “el trabaja de promoción que se realiza durante todo el año en la Facultad, con visitas a colegios, donde damos a conocer el qué hacer del biólogo marino y la participación de nuestros profesores en distintos eventos de vinculación como charlas, ferias, seminarios, congresos orientados a la comunidad escolar y su entorno. También hemos mejorado nuestra página web, que es bastante ágil y amigable, tenemos muchas visitas y es una ventana donde los estudiantes se pueden interiorizar de los que estamos haciendo en investigación, docencia y actividades de vinculación”.

El director de la Escuela de Biología Marina, profesor Pablo Muñoz, reconoció estar gratamente sorprendido con el desarrollo del proceso de este año, dado que si bien esperaban una buena convocatoria, el resultado final fue más que lo esperado. “Este resultado es una consecuencia del trabajo diario que se lleva a cabo en la Facultad, el cual se realiza gracias al compromiso de nuestros profesores. A eso se suma el peso que tiene la historia de la carrera de Biología Marina y de la Facultad, en el país y Sudamérica, que influye bastante al momento de decidir. Todos los indicadores mejoraron desde el promedio, el número de postulantes por cupo, el puntaje máximo y mínimo, incluso la lista de espera, que alcanzó a los 55 estudiantes”.

La estudiante de último año de Biología Marina, Almendra Hidalgo, acotó que: “yo creo que Biología Marina es el pilar base para cualquier persona que le interese seguir estudiando algo relacionado con la ciencia en general, porque las asignaturas de nuestra carrera son muy parecidas a las de Licenciatura en Ciencias. Es como una pincelada general de muchas cosas. Además, Biología Marina es una carrera que ofrece muchas oportunidades de desarrollo profesional, desde llegar a ser educadora ambiental hasta científico, pero también puedes ser buzo, generar emprendimientos personales, asesor científico y un largo etcétera”.

 

IMG 6326 Pequeño
IMG 6333 Mediano
IMG 6341 Pequeño